Simulando un humano

martes, febrero 07, 2012

trenes

Me gustan las tortugas que hay en Atocha. La actitud presumida y arrogante que tienen en su estanque. Ignorantes y felices de serlo. ¿Sabrán que su charca es de mentira?, ¿que no es casualidad que el grado de humedad y la temperatura siempre sean constantes?.
No sé, ellas parecen tan felices, nadando y devolviendo la mirada a los risueños turistas. En realidad las envidio, si yo tuviese un caparazón también me subiría a lo alto de una piedra a tomar el sol cuando me apeteciese...

RyC

2 Comments:

  • No ... ahora ya no podré apartar de mí mente esa imagen y te veré siempre con un gran caparazón ... y esa sonrisa tan tuya ... justo ahí detrás de tu monitor ... como si todos estuviéramos en esa misma charca … día tras día ...
    Por cierto cada cuanto les cambiaran el agua …?

    By Blogger javier, at 6:42 p. m.  

  • No es preciso tener un caparazón para estar al sol rascandose la tripa, basta con tener un rato y algo de sol, los turistas son algo opcional, por Teruel son casi bichos raros.

    By Anonymous El agrícola enmascarado, at 7:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home