Simulando un humano

jueves, abril 13, 2006

Coral

De entre todos los recuerdos que no están en mi cabeza el que más echo de menos es un viaje que nunca hice con una novia que nunca tuve.

Recuerdo estar mirando las cortinas de la ducha en la habitación del hotel. Tenían un horrible dibujo. Unas cebras corriendo. ¡Que carita de pena ponían!, como si prefirieran estar pastando en alguna llanura Africana antes que estar plastificadas en las cortinas de un hotel corporativo. Pobretas, no saben que en África se las podría comer cualquier león.

También recuerdo vendedores callejeros, farolas de formas extrañas, casas bonitas con desconocidos viviendo en ellas, platos típicos, chistes locales, una carretera sinuosa…en realidad es fácil inventarse un recuerdo, no necesitas complicarlo con arañas y primos, el problema es integrarlo con todo lo demás y que no quede como los planos nuevos en La Guerra de las Galaxias.

No sé, podría recordar un niño pequeño cantando villancicos por la calle en pleno mes de abril. Me gustan los niños pequeños, son impredecibles y tienen la ingenua sensación de poder conseguir cualquier cosa. Lo siento en el alma, puedes seguir cantando hasta perder la voz pero la navidad seguirá llegando en diciembre. Búscate un objetivo a la altura de tus posibilidades.

RyC

1 Comments:

  • Con ese primer párrafo tienes que empezar, alguna vez, un libro. artista..que estás hecho un artista!

    By Anonymous carlos, at 9:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home