Simulando un humano

lunes, marzo 06, 2006

Antropomorfo

El chico sin futuro no era especialmente delgado ni guapo, ni siquiera tocaba en un grupo. Todo esto hacía que su principal característica (no tener futuro) no lo convirtiese en alguien carismático. Era como Juan o Néstor, pero además sin futuro.

Trabajaba cambiando las bombillas de los semáforos. Era un trabajo fácil y le gustaba, después de cambiar una bombilla ya estaba todo hecho, no había nada mas, no se podía complicar de ninguna manera y eso le encantaba.

Trabajaba por la noche, mientras la gente que puede duerme y los que no piensan en estupideces que nunca harán. Tenía un pequeño despacho en el tercer sótano del ayuntamiento. Era un cuarto pequeño, frío y húmedo. No lo había decorado de ninguna manera. Tenía un panel enorme con un montón de minúsculas lucecitas. Cada una representaba uno de los semáforos de la ciudad, si una se apagaba había que ir a cambiarla.

Cuando llegaba por la noche le daba las buenas noches al guardia y cuando se iba le daba los buenos días. “No tener futuro no me hace ser un maleducado” solía decir.

Las bombillas de los semáforos llevan un pequeño filamento de tungsteno que se calienta y produce luz. Un tiempo después alguien decidió que esa tecnología ya era vieja. Y la cambiaron por unas bombillas que no llevan filamento y que en su lugar tienen un gas que produce luz. Esas bombillas no se rompen nunca.
Al poco tiempo de poner las nuevas le echaron del trabajo. Le dijeron que se buscase un oficio con más futuro.


RyC

2 Comments:

  • :)
    (alegría mañanera volver a ver cuentecitos con "el chico que...")

    By Anonymous sb, at 8:25 a. m.  

  • empezaba a tener sintomas tipicos del sindrome de abstiencia:sudores, palpitaciones...creo que toy enganchada a tu blog...cúrame,richal,cúrame,je je!!

    By Anonymous ANETA, at 8:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home