Simulando un humano

jueves, octubre 27, 2005

Publicidad engañosa

Creo que ya he hablado alguna vez de la gracia que me hacen algunas palabras al juntarlas.
Por ejemplo: ¿Por qué hay un género musical que se llama música clásica?. ¿Cualquier música tocada por una orquesta es música clásica?. Existe música contemporánea que en las grandes superficies se encuentra catalogada como música clásica ¿es eso un sin sentido?.
¿Si Revolver sacase un disco nuevo (Dios no lo quiera) y lo grabase con la filarmónica de Viena (¿hay alguna otra filarmónica?, exactamente, ¿qué es una filarmónica?) automáticamente sería considerado un disco clásico?.

¿Qué me decís de las croquetas caseras?. ¿Que tienen de caseras aparte de la cadena de texto caseras?, si te paras a pensarlo da un poco de miedo. Seguramente serán unas croquetas que se fabricarán mediante un proceso industrial que hará que todas sepan exactamente a lo mismo (y todas se quemen por fuera y permanezcan congeladas por dentro, conseguir este efecto supuso una inversión millonaria en I+D+I). ¿Cuantos consumidores elegirán ese paquete de croquetas frente a otros que no incluyan la palabra caseras en su nombre?. Es mucho mas barato meter la palabra caseras que realmente modificar el proceso de fabricación para que se parezca mas a lo que podrías hacer en casa (que por otra parte no quiere decir que vayan a ser mejores, solamente que las haces en casa).
Da la impresión de que puedan hacer cualquier cosa, ¿alguien ha visto alguna vez un turrón que no sea de calidad suprema?, seguro que el departamento de calidad de alguna turronera estaba probando el nuevo sabor de las navidades se dieron cuenta de lo vomitivo que resultaba y algún “creativo” propuso “Y si lo llamamos turrón calidad mediocre”, los otros se le quedarían mirando…”no sé, no termino de verlo, mejor lo dejaremos en turrón calidad extra suprema”.

RyC.

2 Comments:

  • Hombre, miedo, miedo...

    Llámame insensible pero a mí me asustan más cosas como un camión lanzado a toda ostia por tu carril en dirección contraria, despertarte cubierto de tarántulas, que alguien se esté cortando las uñas con unas tijeras de podar justo al lado de tus genitales (eh, podría pasar) y estornude... Vamos, que a veces no hace falta poner un dragón a guardar un tesoro, que basta con poner un gato cabreado...

    By Anonymous Anónimo, at 10:32 p. m.  

  • Un saludo.

    Un camión a toda velocidad..... algo parecido me ha ocurrido alguna vez.

    Lo que comenta Ryc sí que asusta y mucho, el cómo nos acostumbramos a una rutina y somos incapaces de pensar o dilucidar algo que no sea lo que nos colocan delante de la vista tras una campaña publicitaria agresiva.

    Apenas unas pocas personas resisten el influjo al que nos vemos sometidos y el cual aceptamos desde una mente cuasi narcotizada.

    Nos manipulan con nuestro beneplácito e incluso reaccionamos violentamente cuando quieren sacarnos de ese bienestar que puede ser sólo ilusorio (ojo, que existen muchos tipos de violencia, no se interprete salir a lo rambo por una ciudad, aunque se pueda dar el caso).

    Con esto no quiero decir que no sean importantes los grandes acontecimientos y sucesos, que tal vez no se cruzen nunca en nuestras vidas, pero cada vez más, se nos están llenando los zapatos de molestas piedras a las que no prestamos atención y que quizás sin darnos cuenta, un día nos impidan caminar.

    By Anonymous El agrícola enmascarado, at 1:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home